LAS ALTERNATIVAS PARA INVERTIR EN FINCA RAÍZ ESTE AÑO

Ya sea por rentabilidad o valorización, los colombianos siguen viendo grandes oportunidades de inversión en la finca raíz. Con los subsidios del Gobierno Nacional y la baja de tasas del Emisor, 2018 se proyecta como uno de los mejores años para apostarle al mercado inmobiliario. Tanto así, que a hoy existen varias alternativas para ingresar al negocio: participaciones fiduciarias, crowdfunding inmobiliario o fondos inmobiliarios de capital privado.

Pese a que hasta octubre del año pasado la venta de vivienda nueva cayó 7,2%, según las cifras de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), este año se prevé un repunte importante en el sector. Según el gremio, se espera, por ejemplo, que el PIB de edificaciones crezca 4,6%, lo que generaría un aumento de 9,5% en el número de unidades vendidas.

A esto se suma, además, que, según Camacol, para este año se espera la comercialización de 196.988 unidades residenciales: 106.953 de segmento medio; 65.634 en viviendas VIS y 20.776 en segmento alto.

Pero, ¿cómo alcanzar un inmueble propio sin tener una gran cantidad de dinero? De acuerdo con Acci, compañía especializada en consultoría inmobiliaria, en este momento existen dos formas de visualizar la inversión en este mercado: “la primera, es buscar una ganancia de capital al realizar la compra y posterior venta de un inmueble; y la segunda, es obtener un ingreso pasivo; es decir, obtener un ingreso constante de dinero sin tener que trabajar para conseguirlo.

Es por eso que según Alejandro Castañeda, presidente ejecutivo de Acci, “más allá de las inversiones tradicionales, hay cuatro alternativas que pueden tener en cuenta los inversionistas: fondos inmobiliarios de capital privado, fondos de inversión colectiva inmobiliaria, crowdfunding inmobiliario y participaciones fiduciarias?

Una de las alternativas más atractivas son las participaciones fiduciarias. Se trata de un instrumento en donde las personas pueden adquirir un derecho de un inmueble para que un administrador inmobiliario lo estructure y le genere una rentabilidad o una utilidad por ese derecho.

Frente a este punto, Stella Villegas de Osorio, presidenta de Asofiduciarias, aclaró días atrás que en este momento “hay 1,2 millones entre personas naturales, empresas y clientes que tienen que ver con estos fondos. Esto, debido a que se tiene más de 22.000 negocios y allí pueden estar vinculados varios segmentos?

Es importante destacar que aunque tradicionalmente este mecanismo ha sido base de inversiones hoteleras o locales comerciales, en los últimos años se ha convertido en una opción novedosa para aquellos que deseen invertir en centros empresariales, centros médicos, bodegas, oficinas o edificios residenciales./p>

Otra de las opciones es el crowdfunding inmobiliario, el cual consiste, básicamente, en un constructor, arquitecto o inversionista que decide publicar la idea de su proyecto en una plataforma electrónica especializada. Allí, algunos interesados en la construcción entran en una red de financiación colectiva para desarrollar el proyecto y recibir un beneficio económico a cambio.

“Para participar en un ‘crowdfunding?inmobiliario es importante tener unos mínimos conocimientos económicos del sector y sobre todo de la reglamentación correspondiente para cada tipo de proyecto inmobiliario en el que se pretende participar? aclaró Castañeda, quien enfatizó que se debe leer y conocer el tema.

Las otras dos opciones son los fondos de inversión colectiva y los fondos inmobiliarios de capital privado. En la primera, bajo empresas como comisionistas, un determinado grupo aporta un monto para invertir en el inmueble. Allí, dependiendo los contratos, se recibe una rentabilidad.

En contraste con esta alternativa y si bien es parecida, las personas que invierten en un fondo de capital privado tendrán como mínimo que aportar cerca de 600 SMLMV por inversionista. Esto genera que los dineros colocados sean altos pues se fija una participación más grande.

Los subsidios de gobierno

Más allá de estas opciones para ingresar al negocio de la finca raíz, también se encuentran los beneficios de tasa y subsidios que otorga el Gobierno Nacional bajo el programa MiCasaYa del Minvivienda.

Si bien desde el año pasado se anunció reforzar este incentivo con los 40.000 cupos que anunció el presidente Juan Manuel Santos, en este momento los expertos aseguran que es uno de los mejores momentos para comprar vivienda.

Entre los bancos con mejores tasas de interés para los créditos de no VIS están el Banco AV Villas con un interés de 9,94%; seguido del Banco Popular con 10,00%, Banco de Bogotá con 10,12% y Red Multibanca con 10,28%. Es importante aclarar que estas son las más recientes cifras de la Superintendencia Financiera y que corresponden a cifras de tasa efectivo anual.