Los escombros que quedan de las obras también se reciclan.

Aunque el reciclaje se asocia principalmente a productos como ropa, papel y cartón, los escombros también son desechos que tienen un proceso de aprovechamiento, que puede ayudar a contribuir a la descontaminación del medio ambiente.

Las constructoras son las principales impulsadoras de proyectos con los que buscan generar una segunda vida útil a las 22 millones de toneladas de residuos de construcción que produce Colombia, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Es por eso que, después de la Resolución 472 del 28 de febrero de 2017 expedida por el MinAmbiente, tanto las personas naturales como las jurídicas que generen y recolecten este tipo de residuos deben hacer un debido proceso de transporte, almacenamiento, aprovechamiento y disposición de estos Residuos de Construcción y Demolición (RCD).Así, constructoras como Colpatria, y fabricantes de materiales como Cemex y Cementos Argos han creado proyectos especiales para cumplir con la ley, y además contribuir al medio ambiente. Humberto Ospina, vicepresidente de Constructora Colpatria, dio a conocer que la firma tiene “gestores ambientales autorizados por cada una de las entidades de control en materia ambiental. Por lo que los residuos de construcción y demolición se clasifican en aprovechables y no aprovechables?

Adicional a esto, la constructora cuenta con programas de eficiencias en los que, como lo explicó Ospina “contempla la separación, reutilización y disposición adecuada de residuos. Con ello buscamos generar conciencia en nuestros colaboradores y sensibilizarlos hacia el consumo racional, utilización adecuada de nuestros recursos naturales y divulgación de buenas pautas de actuación para la gestión sostenible en las oficinas, con el fin de reducir el impacto medioambiental como compañía?

Cementos Argos es otra de las empresas que ha visto en los escombros una oportunidad para beneficiar al mundo, por lo que desde 2017, junto con Fanalca y Daeyang, creó un emprendimiento llamado Granulados Reciclados de Colombia (Greco). Este emprendimiento inició sus operaciones con una planta en Cota, Cundinamarca, que tiene un área que equivale a ocho canchas de fútbol profesional y una capacidad de 200 toneladas por hora. Según explicó Lucas Moreno, vicepresidente de innovación de Argos, con este emprendimiento “buscamos continuar aportando al desarrollo del país a través de la generación de soluciones innovadoras y sostenibles que agreguen valor a la industria e impulsen el crecimiento de nuestros clientes?

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co 16/08/2018